RSS

¿Protectoras de animales? ¿Seguro?

24 Jun

IMG_20150621_122225Como muchos sabréis este domingo mi pareja y yo adoptamos a un gatito. Durante unos días el tiempo se nos ha pasado entre opiniones sobre piensos, arena para hacer sus cositas y blogs sobre nuestros amigos felinos.

Esta entrada en el blog solo es para poder compartir con vosotros una información que llegó hasta nuestros oídos por casualidad pero que creo que debería conocer todo el mundo que está pensando en adoptar a una mascota. También aviso (porque el que avisa no es traidor) que es posible que sea un artículo lleno de enlaces a los sitios con los que hemos tenido contacto estos días.

¡Pues bien! Llega el sábado por la mañana y como personas responsables que somos nos dirigimos entusiasmados a la consulta veterinaria para comprarle todo lo necesario a nuestro pequeño Ban (en esos momentos lo único que sabemos del gato que tendremos es el nombre). La Veterinaria, una amor de mujer y paciente como ella sola, nos respondió a todas nuestras dudas y nos dio recomendaciones sobre todo lo que le preguntamos. De hecho, un poco más y se nos pone en plan César Millán y nos explica las claves para encantar a nuestro futuro gato. Tras todos sus consejos nos dirigimos hacia una tienda clásica de mascotas para acabar de comprar las cositas que nos faltaban (y es que ¡Ay! Cuidar de un gato es muy costoso).

Allí nos atendió la dueña del lugar, junto con sus tres gatos, su perro y su bebé, toda un arca de Noe muy bien avenida.  Estábamos acabando de comprarle el trasportín a nuestro gatete cuando apareció por allí el veterinario del perrito que venía a revisarle los puntos de una operación. Hasta ahí todo normal.IMG_20150622_205057

En ese momento, hablando del futuro miembro de la familia, le comenté a la chica de Petolota que adoptábamos al animalito en la protectora de animales Vilanimal, de Cardedeu (a pesar de que vivimos en Barcelona) porque era la protectora que nos había parecido más seria, las que nos había contactado con mayor rapidez y que nos había dejado más claras las condiciones de adopción. La cuestión (el meollo de este artículo) es, que diría que el 40% de las organizaciones proadopción no me dieron una respuesta que yo calificara de “adecuada”. El 20% ni siquiera me contestaron, y el otro 20% me contestaron pidiéndome que primero rellenara un formulario que daba la sensación que era para empezar a trabajar en una multinacional en vez de para adoptar a un gatito abandonado: que si mi vivienda era una casa o un piso, que si vivía de alquiler o propiedad, que si el casero sabía que iba a adoptar un animal (hasta aquí, bueno, en mi opinión intrusivo, pero vale), que si tenía pensado mudarme en los próximos 15 años (WHAT THE FUCK?), si me planteaba tener hijos en los próximos años (EING??), cuantos, si los tenía, como eran sus caracteres… ¿CÓMO? Y os aseguro que estas eran solo unas pocas de las preguntas. El cuestionario se extendía por alrededor de 30 cuestiones más sobre mi vida y sabiduría gatuna.

Nosotros, que somos una pareja responsable y hemos llegado incluso a hacer un par de cerramientos en el piso para que el gato no se nos escape, nos sentimos totalmente ofendidos por semejantes preguntas, básicamente porque hay muchas que ni aunque quisiera, las podría contestar. Yo, personalmente me sentí como cuando entras en un establecimiento cuyos productos son originarios de China, y de golpe empiezas a sentir la insistente presencia del Señor Chino de turno a tus espaldas vigilando que no robes. Igual yo debería hacérmelo mirar porque soy muy sensible, pero me hicieron sentir como una delincuente en potencia.

IMG-20150621-WA0002Yo que peco de una amabilidad pasmosa, estaba totalmente dispuesta a enviarles un email contestando alguna de las preguntas y dejándoles claro que ese tipo de procedimientos solo servían para desanimar a aquellas personas que con su buena voluntad decidían compartir su vida con un animal desprotegido, aunque entendía que era su manera de asegurarse de que el bichillo en cuestión acabara en buenas manos… Sí, estaba a punto de hacerlo, cuando el veterinario del que os he hablado antes salió de la trastienda y tras escuchar mi conversación nos hizo la revelación por la que he empezado a hacer este artículo (sí, sí, me voy por las ramas, lo sé. Cosas de escritora).

HAY PROTECTORAS QUE NO QUIEREN QUE SE ADOPTE A SUS ANIMALES. Sí, no quieren. Vamos, que antes se queman la piel con agua hirviendo que  dejar que te lleves a una de sus fuentes de ingresos. ¿Qué por qué? Porque las protectoras subvencionadas por el Estado reciben alrededor de 200€ mensuales por cada uno de sus animales (a parte de otras subvenciones) cuando el gasto de un animal suele estar alrededor de los 40€ mensuales (o menos). Dependiendo de la capacidad de la protectora, eso puede suponer unos 40.000€ mensuales. O_o Habéis leído bien, 40.000€. En ese momento la chica de la tienda y yo llegamos a la misma conclusión: Definitivamente nos hemos equivocado de profesión.

No digo que sean todas las protectoras, ni que esta práctica sea algo extendido entre todas las subvencionadas, de hecho, he de decir que ni siquiera he realizado una tarea de investigación sobre el tema, solo comparto lo que este veterinario nos contó (veterinario que por cierto, colabora con muchas protectoras y se dedica a hacer castraciones altruistas a colonias de gatos callejeros). Es más, también nos contó que no solo impiden las adopciones sino que mantienen los animales vivos a toda costa… Es decir, eutanasia NO. Con todo el sufrimiento que esa decisión le puede acarrear a un animal de 15 – 20 años. Supongo que tal vez los cuidados y la atención que requiere un animal anciano (a nivel de personal) son mucho menores que los de un bebé.

En definitiva, si no contactaron conmigo y si me enviaron ese email tan intimidatorio, fue porque era una estrategia disuasoria. Así que simplemente desde aquí advertiros y avisaros de que si pensáis o queréis adoptar un animalito, tengáis mucho ojo con quien tratáis, porque como decía mi pareja, es para perder la fe en la humanidad.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 24 junio, 2015 en Opiniones

 

Etiquetas: , , ,

Una respuesta a “¿Protectoras de animales? ¿Seguro?

  1. helena

    15 noviembre, 2016 at 9:51 pm

    Muchas gracias por el artículo; ademas me ha reído un rato; algo tenía que ser, yo quise adoptar un perro, y me pasó igual, alucine con el cuestionario, pero pensaba, bueno, no me conocen de nada, así que lo rellene y lo mande, no me respondieron ni buenos días en 20 dias, miro en la página a ver si esta el perro y ponía adoptado en Alemania (solo el viaje ya vale un huevo). Y prove en otra protectora, de nuevo el mismo cuestionario, un montón de compromisos, que la única explicación es la que expones,
    Un saludo

    Me gusta

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: