RSS

Crossover III: Secretos y Fe

14 Dic

Buenas a todos!!

Estamos esta semana de nuevo con nuestros Crossovers creativos. He de decir que después del puente de diciembre he desconectado tanto tanto tanto, que escribí el relato ayer apurando las últimas horas del día… Eso es muy malo porque como sabéis, tengo el lanzamiento de mi segunda novela entre manos y estoy más bien espesa y vaguita. A ver si cojo vacaciones como Dios manda ya, y me espabilo (o me apoltrono más, no sé).

En fin! El reto lanzado por mi compi de juergas literarias (Susana Bielsa) era el siguiente:

 

“Relato de 250 palabras de Misterio escrito en 3ª persona y en el que debía aparecer un cura y las personas del relato debían estar en su lugar de trabajo”

Con la Iglesia hemos topado!

Con la Iglesia hemos topado!

 

Pues he aquí mi relato. El título es un mojón, pero no me juzguéis ¿Vale?

 

SECRETOS Y FE

El padre Damián baja las escaleras a gran velocidad, abre la puerta que separa las habitaciones de los párrocos de la nave central de la iglesia y se interna en su interior. Nada más cruzar el umbral, ve al padre Domingo sentado en uno de los bancos con aspecto lívido. Se acerca a él rápidamente y ve la misma estampa que él observa: Ania, está sentada de forma desmadejada en el interior de uno de los confesionarios. Un profundo corte cruza su garganta y su sangre se derrama tanto por la madera como por el mármol provocando un sonido espeluznante. Por la forma en la que va vestida, sabe que todos pensarán que es una prostituta que ha encontrado un truculento final, pero para Damián no es una desconocida, sino una antigua compañera de profesión.

-Vamos padre, hay que llamar a la policía –dice casi susurrando–.

El pobre Domingo alza la vista hacia él y se marcha a toda prisa.

Damián mira a los vacíos ojos de la muchacha y repara en lo que parece tener escondido en el puño. Sabe que no debería tocarlo. Desertó en su momento del FSB para alejar a la muerte y al dolor de su vida, pero sabe que si Ania ha acabado as, probablemente sea por lo que ha aferrado salvajemente en su último suspiro. Consigue extraer lo que parece un sobre del interior de su mano rígida por la muerte, en el reverso solo puede leerse: “Para el padre Damián”

 

Y… he lanzado el guante al aire (aunque estaba apuntando directamente a la cara de Susana Bielsa) y una brisa cariñosa lo ha llevado volando hasta sus manos, porque lo que le ha tocado es fácil, no, lo siguiente, no, lo de más allá? Tampoco. Es… es… una mano divina que espero que se porte tan bien conmigo en la próxima como lo ha hecho con ella hoy:

 

“Relato de 250 palabras de Horror escrito en 1ª persona (su especialidad, por cierto) y en el que la acción (Ojo! Atención!) debe ocurrir dentro de un coche y en un cementerio”

 

Y las pruebas del delito:

3

2

1

4

 

¿Whaatsfpoasfjsasasoiejsjdfasj qué? O sea… lo más difícil es la extensión y superar el tópico. Vaya tela. Se tendrá que currar una sorpresa… seguramente todo sea más difícil de lo que parece ¿Qué pensáis?

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 14 diciembre, 2015 en Relatos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: