RSS

CrossOver VIII

01 Feb

Soy lo peoooor, lo peooor, lo peoooooooooooooooOOOORRRR.

Sé que llevo muchos días desaparecida, tanto en el blog como por facebook como por Twitter como por Instagram… Vale, en estas dos últimas tampoco suelo estar mucho, así que tampoco es mucha excusa, pero sabéis que intento publicar regularmente en las dos primeras.

Todo empezó hace 3 semanas, hay un nuevo miembro en mi familia (colgaré fotos o vídeos próximamente en Facebook) y llevo todo ese tiempo absorbida entre quehaceres, veterinarios (pista, pista) y adaptaciones (otra pista). No tengo tiempo ni para mi, ni para escribir ni para nada. Así que os pido disculpas por tenerlo todo tan abandonado.

 

 

Además esto se ha juntado con que he ignorado deliberadamente a la pobre Carol Bensler que con todo su amor y dedicaición trabajó muchísimo para sacar el crossover que le tocaba y que además lo ha hecho estupendásticamente, y le ha quedado un micro de lo más rechulón.
 
Os recuerdo que debía escribir:
 

“Relato en 2ª persona, de 400 palabras, del género de aventuras en el que apareciera un modelo y una persona en ropa interior”

 

¿Queréis leerlo? Yo no me lo perdería porque es una pequeña joya (mecagüen la ilustradora que además sabe mamporrear el teclado)

 

Despiertas en mitad de la selva. La vegetación y la niebla son tan densas que no te dejan ver el cielo, que ahora es negro y está cubierto por un manto infinito de puntitos brillantes. La humedad ha calado en tu piel y notas el sudor frío. «Espera… ¿Dónde están tus pantalones y tu camiseta?», te asalta la duda mientras buscas a tu alrededor. Encuentras tu mochila tirada entre la hojarasca, pero ni rastro de la ropa; solo una vieja revista de moda con una rubia sonriente en bikini. «¿Dónde está el resto de cosas?», te vuelves a preguntar. Te tocas la frente y de repente tu cabeza estalla en un millón de pinchazos. Te miras la mano. Sangre. Y entonces recuerdas…

Recuerdas a tu jefa de sección hablándote del reportaje fotográfico sobre las tribus aisladas de Indonesia, y también la emoción que sentiste cuando te lo encomendaron. Recuerdas coger un avión que catorce horas después aterrizaría en Yakarta; y de allí, otro hacia Merauke, en la isla de Nueva Guinea. Recuerdas encontrarte allí con Iskandar, quién sería tu guía y traductor durante la expedición. «¿Qué habría sido de él?». Recuerdas el traqueteo del jeep por las pistas forestales llenas de barro y, cuando el camino ya era intransitable, el vaivén de la zodiac siguiendo el cauce del río Ndeiram Kabur.

 

No está completo… si queréis acabarlo y saber el desenlace tendréis que ir a su blog

 

Ahora sería la parte en la que os diría qué le tocó escribir a Susana, porque Carol hizo el sorteo para ella y poner su relato, porque yo llevo una semana de retraso. Pero nuestra querida autora de Cicatrices anda un poco fastidiadilla y creo que nos tomaremos una semana de descanso…. Deseadle que se recupere

 

Así pues!! Espero poder traeros noticias pronto, con algún otro artículo, la crónica del RA o vete tú a saber qué locura de las mías!!

Un besote!!

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 1 febrero, 2016 en Relatos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: